AD5 , Arquitectura y Construcción en Huelva

Blog AD5

Lean construction o construcción eficiente

Facebooktwitterlinkedinmail

Cuando ponemos en marcha un proyecto son muchos los factores a tener en cuenta. Hay que pensar en todo lo que esto conlleva: la prospección del terreno, el diseño de la obra, los materiales, la mano de obra, etc… factores que tienen que estar planificados al detalle alcanzar una mayor productividad del proyecto.
Para lograr una óptima productividad en un proyecto en AD5 llevamos más de 5 años implementado nuestra gestión de la construcción con diversas técnicas basadas en la filosofía Lean Construction. El objetivo de esta corriente es mejorar los inconvenientes que surgen de una planificación tradicional a través de la reducción de los desperdicios derivados del proyecto de construcción.

 

¿En qué consiste la metodología “Lean Construction”?

“Lean” es un término inglés que se puede traducir por “carne magra”, sin desperdicio. Este término sirve para definir una nueva filosofía orientada a la administración de la construcción y cuyo principal objetivo es eliminar o minimizar las “pérdidas” en los recursos que se usan para desarrollar un proyecto. Lo que se busca es huir de la “complejidad” de la planificación tradicional para alcanzar una construcción eficiente que genere el máximo valor posible a los clientes.

Mediante el enfoque Lean Construction ha nacido el sistema Last Planner o Último Planificador donde sus diseñadores Ballard y Howell introdujeron cambios fundamentales en la forma en las que se controla y planifican los proyectos.

 

Último Planificador

Podríamos definir el Último Planificador como un sistema que busca llevar el proceso de planificación de la obra desde el programa maestro hasta los planes de trabajo a ejecutarse en el día a día, siempre enfocado a las características y necesidades de cada proyecto en particular.

El Último Planificador consiste en:

  • Llevar a cabo un proceso ordenado y secuenciado de trabajo.
  • Coordinar los principales actores en cada etapa de la obra.
  • Promover la colaboración y el compromiso para el cumplimiento de las tareas.
  • Adaptar cada realidad según el trabajo que deba realizarse.
  • Cumplir los plazos y estándares de calidad establecidos.
  • Optimizar recursos.
  • Crear un ambiente donde prime la buena relación entre los líderes y los ejecutores de la obra.


“El Último Planificador forma parte de la filosofía de gestión productiva Lean. Su objetivo es producir más con menos, siempre enfocado a satisfacer las necesidades del cliente, generando productos o servicios con valor.”

 

Principales componentes del sistema Último Planificador

 

Planificación Maestra

Esta es la fase donde se programa todo el proyecto y se plantean los hitos y objetivos concretos que se quieren cumplir. Esta planificación puede ir reajustándose conforme el proyecto vaya avanzando.

Planificación por Fases

Consiste en detallar las actividades necesarias para ejecutar una fase del proyecto. Se suele trabajar planificando a la inversa, es decir desde la actividad final de una fase hasta la fase inicial. Esto ayuda a determinar los trabajos que son necesarios para cumplir el objetivo de la fase.
Una vez que se ha planteado la secuencia, se comienza a calcular la duración del trabajo para buscar que los tiempos que se den sean lo suficientemente holgados para absorber cualquier posible cambio.

Planificación Lookahead

Este es el momento en que se trabaja planificando las actividades que se van a llevar a cabo en un periodo de 4 a 6 semanas. Lo que se pretende es seleccionar y segregar las actividades en asignaciones, para posteriormente hacer un análisis de restricciones.
El objetivo es producir asignaciones liberadas y listas para poder programar semanalmente.

Planificación semanal

De la lista de actividades y asignaciones se deben seleccionar aquellas que entrarán en la ventana de programación semanal. Es importante tener en cuenta la prioridad, la secuencia del trabajo y si se tienen en campo todos los recursos.

 

PPC y Razones de No Cumplimiento

Es el momento de medir la efectividad de la programación. Para ello utilizamos un indicador llamado PPC (Porcentaje de Planificación Cumplida) donde se evalúa el porcentaje de planificación cumplida y se identifican las razones de la parte que no se ha cumplido.
Esto último sirve para conocer cuáles son las razones que más se repiten y poder corregirlas para las siguientes semanas (proceso de retroalimentación).


Trabajar con el sistema Último Planificador hace posible eliminar una gran cantidad de pérdidas ocasionadas por la alta variabilidad del sistema tradicional y lo mejor de todo es que no necesita de un despliegue de gran tecnología para llevarlo a cabo.

 
 
Facebooktwitterlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »